-->

domingo, 29 de marzo de 2009

Nueva Área de Autocaravanas en Redondela, Pontevedra

En Galicia continuan las inauguraciones, esta vez es el Área de Autocaravanas de Redondela, Pontevedra, el día 28 de marzo de 2009


El Puente de Rande, Ría de Vigo, visto desde la Isla de San Simón

Situación del Área de Redendela:
Se accede por la N 550 tanto si se viene de Vigo como de Pontevedra, está al lado del cuartel de la policía y la piscina municipal.

GPS: N 42º 17' 24,96'' - W (Oeste) 8º 36' 37,94

Redondela es un importante sitio de paso entre Pontevedra y Vigo; sin duda un área muy esperada por todos los autocaravanistas. La consecución del área y toda su tramitación estuvo a cargo de los representantes de Lapaca y el AGA (Asociación Galega de Autocaravanistas) José Luis Alonso y Manuel Gil, este último también Vicepresidente del AGA.

A la inauguración acudieron cerca de 100 autocaravanistas, algunos de regiones tan distantes como Andalucía.

Realizado por el autor del artículo, J.I.G.

Por cortesía del ayuntamiento de Redondela fuimos invitados a un suculento aperitivo y más tarde, a las 16 horas, nos trasladamos desde muelle de Cesantes a la Isla de San Simón que, a pesar de ser una pequeña isla, 35.000 m², tiene gran notoriedad en la historia de Galicia y especial de Pontevedra.
Cabe resaltar que la Isla de San Simón, es recordada por se ocupada en su historia por la Orden del Temple, pero también por trágicos sucesos; por ello, la Isla de San Simón merece, como mínimo, una breve explicación:

Isla de San Simón

La isla de San Simón:
situada en el Municio Gallego de Redondela (Galicia), España, preside la Ensenada de San Simón, en el extremo interior de la Ría de Vigo.
La isla fue un antiguo centro monástico saqueado por piratas ingleses y cantado por el poeta Mendinho en la Edad Media.

Durante la Guerra civil:
Posteriormente la isla se convirtió en una leprosería, y una prisión sucesivamente. Durante la guerra y posguerra franquista la isla fue usada como campo de concentración y campo de exterminio en el que murieron asesinadas miles de presos políticos contrarios al régimen de Franco, en su mayoría provenientes de zonas próximas como Vigo, Pontevedra, Orense e Villagarcía de Arousa, aunque también eran frecuentes los presos de Asturias y del País Vascos.
La antigua leprosería quedó relegada a albergar a los militares que viajaban a la isla, así como al personal complementario (administrativos, intendencia o enfermería). Se construyeron además torres de vigilancia y se mejoraron los muros y los accesos. Las condiciones a las que estaban sometidos los presos eran inhumanas y crueles, las condiciones sanitarias eran deficientes y el amontonamiento de presos era considerable. Estaban distribuidos en diferentes pabellones a lo largo de la isla, y a menudo se producían fusilamientos masivos. Se cree que cientos de personas murieron allí. La isla era considerada uno de los centros penitenciarios más temibles.
La isla fue escenario del final de la Película El lápiz del carpintero, donde trasladan a Da Barca, un preso político, a la isla, una de las cárceles de donde se decía que era casi imposible salir vivo.
Pos-guerra
Fue calificada por el franquismo como colonia penitenciaria. Se mantuvo en funcionamiento hasta 1943.
La isla después de la Guerra civil dejó de funcionar como cárcel, sufriendo un abandono paulatino, sólo interrumpido por los miembros de la guardia personal de Franco en periodos estivales pasaban allí sus vacaciones. El 22 de agosto de 1950 sucedió un trágico incidente. Unos cincuenta pasajeros de la Guardia de Franco volvían de la isla en una embarcación, "A Monchiña", cuando debido a las malas condiciones del tiempo y las corrientes habituales de la zona, la embarcación naufragó. Casi ninguno de los pasajeros sabía nadar, y cuarenta y tres tripulantes perdieron la vida. En la isla de San Norberto, en la cara sur del archipiélago se construyó un pequeño crucero en honor de los fallecidos.

La isla fue clausurada debido a la tragedia, y se reabrió para ser empleada como Hogar Méndez Núñez para la Formación de huérfanos de Marineros, que funcionó entre 1955 e 1963.
En el año 1999 las islas de San Simón e San Antón fueron declaradas Bien de Interés Cultural y comenzó a reconstruirse, procurando alcanzar una armonía entre la naturaleza (rescatando los jardines o el centenario "Paseo de los buxos" (por los bojes, árboles que pueblan el jardín) y la remodelación de los edificios ya existentes sin deteriorar el contorno.

Actualidad:
En la actualidad las Islas de San Simón y San Antón fueron remodeladas y convertidas por la mano de César Portela centro de recuperación de la memoria histórica, rehabilitadas como un espacio protegido, con una completa regeneración de los jardines y de las especies arbóreas. Además también fue redirigida con una función cultural, ya que cuenta con auditorio, biblioteca, escuela del mar, hotel, y restaurante (desgraciadamente en la actualidad si funcionar por falta de actividad). Entre las diferentes actividades culturales realizadas en el lugar destaca la celebración de la entrega de los Premios Xerais da lingua galega y del Premio Merlín, cooperativismo en el mar, etc.
Fuente: Wikipedia