-->

domingo, 24 de julio de 2011

ESTONIA EN AUTOCARAVANA


Por Sofía y Adán

Entramos a través de Tallin (la capital de Estonia) desde Helsinki en un ferri de la compañía Viking Line. La travesía dura unas dos horas, precio alrededor de 90 € para una autocaravana de 6 m con 2 personas, reserva hecha sólo 3 días antes. El barco en sí es como un crucero, con un buffet  autoservicio que ofrece una gran variedad, te puedes servir lo que desees por  0,89 € por cada 100 gramos (pesan el plato en la caja) Una gran tienda bien surtida, libre de impuestos y, además, WI-FI gratuito que también es buen un ahorro para quienes les guste estar en contacto.

5 RAZONES POR LAS QUE DEBERÍA VISITAR ESTONIA

1. La gran mayoría de las carreteras son excelentes y, evidentemente, existe una gran inversión de UE en las redes carreteras, anunciado por señales de tráfico al comienzo de cada tramo de  asfalto. Sospecho que si usted ha leído un relato sobre Estonia hace 12 meses notará que las cosas  han mejorado mucho desde entonces, las únicas carreteras en mal estado son las que actualmente se están construyendo. Por supuesto, hay algunas correteras de tierra fuera de las carreteras principales, pero eso también ocurre en países con Suecia y Finlandia.

2. El país entero merece la pena, especialmente en comparación con Escandinavia. El diesel está 1.18 € por  litro  (julio de 2011) -un precio excelente para estas latitudes. Se puede disfrutar de una buena comida  fuera de  Tallin por alrededor de 6.75 €, aprox., por un plato principal y 1,80 €, aprox., por una cerveza de 500 ml o una copa de vino. Por otra parte, los supermercados son increíblemente baratos, con una amplia gama de  alimentos de una calidad que rivaliza seriamente con otros países, según la experiencia de compra que hemos tenido en los últimos tres  meses. Realmente, después haber estado en Escandinavia, los precios se reducen a la mitad, como mínimo. Algo muy importante para nuestro presupuesto.

3. Estonia, con la excepción de Tallin y sus líneas de cruceros que atracan en el Báltico, está relativamente inexplorada por la mayoría, excepto para los finlandeses que están muy cerca (a 85 km cruzando el mar Báltico desde Helsinki). La información turística es muy amplia y, tal como se ve, empiezan sacarle partido.

4. Estonia está cambiando muy rápido. Muchos de los lugares  que se pusieron en marcha con la inversión principal  aún están pendientes de más inversión del estado; con todo, son zonas muy auténticas y dignas de visitar.
Si le apetece ver algo de la historia soviética, ahora es el momento. Sillamäe, por ejemplo, fue un complejo minero  de uranio y  una ciudad cerrada, no existía en ningún mapa oficial, hoy se encuentra con grandes paneles en espera de más inversión de la UE para convertirse en una de las más importantes atracciones turísticas de la era soviética.

5. Si aparcar por libre no es lo suyo (aunque también se puede hacer) hay una red de "áreas de camping" con una excelente relación calidad-precio, algunos puede que no sean el equivalente de un camping de alta gama, pero la mayoría están dispuestos y con capacidad para recibir a las autocaravanas, el precio ronda entre los 8,00 € y 11,50 €, aprox., por día. Como se ha dicho, las facilidades no son extraordinarias, pero contará con muy buena hospitalidad, productos locales y una gran calidez en el trato.