-->

jueves, 7 de julio de 2011

VIAJAR EN AUTOCARAVANA ES SINÓNIMO DE LIBERTAD


Foto: Juan Lazcano

Mónica y Fermín de Vigo, una pareja feliz y su hijo en autocaravana

"Todavía somos novatos en esto del autocaravaning", afirma Fermín. "Estamos probando, a ver qué tal nos resulta", confiesa Mónica. Salieron hace una semana de Vigo con la intención de conocer a fondo el País Vasco, sobre todo Bilbao y Donostia. Su primera parada fue Gijón. Tras pasar una noche en la ciudad asturiana llegaron a Bilbao. Pero en la capital vizcaína no les fue bien el primer día de estancia. "Llegamos un poco tarde; ya era de noche, y como no llevaba GPS, no sabía por dónde tenía que salir de la autopista para llegar al aparcamiento", relata Fermín, que es conductor profesional del transporte público en la capital gallega.

La experiencia que está viviendo esta joven pareja desde que se ha sumado al mundo de autocaravaning es muy positiva. "Durante el invierno la hemos estado usando los fines de semana, incluso en invierno nos hemos ido hasta Valladolid, con el frío que hace allí", recordaba Mónica. Con estos viajes esperan ir amortizando los 16.500 euros que les costó la autocaravana. "No tiene mucha potencia, pero el habitáculo está bastante bien". El que más disfruta de los tres es el pequeño Berto. "Es como si fuera un juguete para él", dice su madre. Una vez finalizadas las tareas de avituallamiento y limpieza de depósitos, Fermín y Mónica se disponían a emprender viaje. Carretera y manta, lema del autocaravaning.
Lea la noticia completa en: www.deia.com