-->

viernes, 14 de octubre de 2011

LA BUENA PRÁCTICA AUTOCARAVANISTA

La mayoría de los autocaravanistas somos respetuosos y cumplimos el Código de la Buena Práctica. Sin embargo, es importante recalcar que, por la actitud de unos pocos, hace que algunos ayuntamientos, como es el caso de San Sebastián y Salamanca, por nombrar algunos, se quejen del comportamiento autocaravanista (que no siempre podemos achacar a la denuncia de los campings); sobre todo, cuando éstos acampan en vez de aparcar –ya que sólo se puede acampar en un camping o allá donde esté específicamente permitido.

Esta página web autocaravanista siempre defiende los derechos de este colectivo, pero no por eso dejaremos de hacer una crítica constructiva.  Por este motivo, cuando corresponde, como es el caso, es importante ejercer la autocrítica, que suele ser muy sana, para depurar y erradicar ciertas conductas que resultan altamente perjudiciales para el buen nombre de quienes formamos parte del colectivo autocaravanista.

La "Mala Práctica" autocaravanista es un gran error
Por supuesto, la conducta inadecuada (por llamarlo de alguna forma) de una minoría es muy bien aprovechada por algunos propietarios de parques camping (sin ánimo de generalizar) que no observan la ética profesional; por ello, nosotros somos los primeros interesados en dar un buen ejemplo del Código de la Buena Práctica.

La autocaravana está regulada
Cabe recordar que la autocaravana está regulada por la normativa de tráfico vigente. En este sentido la DGT así lo expresa en su Instrucción 08/V-74, de 28 de enero de 2008. Las personas que permanecen en el interior de una autocaravana estacionada, en un lugar autorizado, de acuerdo con la normativa de Seguridad Vial –si se cumple lo anterior, no están acampadassiempre que la actividad interior no transcienda al exterior.

En ciertas ocasiones se vulneran los derechos del colectivo autocaravanista
Enlazando con el párrafo anterior, me van a permitir el siguiente símil (que la mayoría habrá observado), a nadie se le ocurre decir que un automovilista está acampado cuando está durmiendo, conversando, descansando, etc. en el interior del vehículo, este es un hecho innegable: un automóvil, al igual que la autocaravana, es también en un vehículo con personas en el interior. Por tanto, no cabe argumentación, incluso para los escépticos. 

La elección de un camping es una opción y nunca puede ser una obligación
Por otra parte, debe quedar claro que la utilización de un camping es una opción, en ningún caso puede convertirse en obligación, tal como parece desprenderse de algunas noticias que demuestran un completo desconocimiento de las reglas de circulación.

En lo referente a la "Mala Práctica", los clubes y federaciones deben elevar la voz "alto y claro"
En este sentido, debemos añadir que los clubes o federaciones autocaravanistas hace mal al no "actuar con más contundencia”. No siempre es adecuado esgrimir una defensa sin límites aún a sabiendas de algo se está haciendo mal; debemos admitir que no “todo el mundo es bueno”. Informemos a esa minoría que hace caso omiso de las normativas y digámosles que, por el bien de todos, hay otra forma más considerada de actuar. Incluso las asociaciones automovilistas (RACE, etc.) recriminan la actuación del conductor desaprensivo. Es la única manera de generar confianza y respeto, ya que, en general, nos lo merecemos.

Lea otro artículo sobre un problema similar en Italia: