-->

viernes, 5 de octubre de 2012

NUEVAS ETIQUETAS PARA LOS NEUMÁTICOS

Los neumáticos fabricados a partir del 1 de julio de 2012 deberán llevar la nueva etiqueta informativa al consumidor, siendo obligatorio ofrecer esta información a partir del 1 de noviembre de 2012 en todos los Estados Miembros de la UE (EC Regulation N 1222/2009), y en todos los neumáticos para turismos, camiones ligeros y pesados.
Los neumáticos no incluidos dentro de la obligación de llevar la etiqueta son los de moto, los recauchutados, los profesionales fuera de carretera, los neumáticos de carreras, con clavos, los neumáticos de reposición (Modelo - T), con índice de velocidad < 80km/h, con diámetro de llanta < 10” o > 25”, y los neumáticos de vehículos clásicos previstos para ser montados en vehículos matriculados por primera vez antes del 1 de octubre de 1990.

1. AGARRE SOBRE MOJADO
El efecto puede variar según vehículo y condiciones de conducción pero en el caso de una frenada, la diferencia entre unos neumáticos clase A y G podría reducir la distancia de frenado hasta un 30%. A 80 Km/h supone una reducción de 18 metros, el equivalente a cuatro veces el largo de un vehículo, lo que significa una reducción de aproximadamente 3 metros según el consumidor vaya pasando de letra desde la categoría G hasta la A.

2. LA EFICIENCIA DE COMBUSTIBLE

Un neumático rodando se deforma y disipa energía, es lo que conocemos como “resistencia a la rodadura”. Con una menor resistencia a la rodadura el neumático utiliza menos energía, menos combustible y, en definitiva, emite menos CO2. Los neumáticos son responsables del consumo de aproximadamente uno de cada cinco depósitos, por lo que su comportamiento tiene un peso importante en el ahorro de combustible.
La diferencia entre el consumo de un coche con 4 neumáticos de clase A y el mismo coche con 4 neumáticos de clase G puede llegarhasta el 7,5%. Para un consumo medio de 8 litros/100km, precios del combustible de 1,50 euro/litro y una vida útil del neumático de 35.000 km, el adquirir neumáticos Clase A en este apartado representa un ahorro de más de 300€ a lo largo de toda la vida del neumático.
Siguendo estos parámetros, si los 15 millones de neumáticos de turismo vendidos cada año en España fueran de la Clase A de eficiencia de combustible, se podría llegar a ahorrar hasta un máximo de 1.125 millones de Euros en consumo de combustible.
Respecto a emisiones, la Comisión Europea estima que las mejoras de los neumáticos respecto a la resistencia a la rodadura que se alcanzarán a partir de la introducción de la etiqueta, tienen el potencial de reducir las emisiones de CO2 en 20 millones de toneladas al año (European Commission Impact Assessment SEC(2008)2860).

3. NIVEL DE RUIDO EXTERIOR, MEDIDO EN DECIBELIOS (DB)

La clasificación del ruido exterior de un neumático se expresa en decibelios (dB) y se acompaña de una, dos o tres ondas en la etiqueta. Tres ondas es el límite actual, dos cumplen con la legislación futura y una onda se sitúa en 3dB por debajo del futuro límite legal. Un neumático con tres ondas emite cuatro veces más ruido respecto a otro con una onda. Cuanto más silencioso es un neumático mejor es para el medioambiente.

MEJORA DE PRESTACIONES OBLIGADA

Además, el nuevo etiquetado europeo impone unos mínimos que deben ser cumplidos por los fabricantes de neumáticos. A partir de noviembre de 2012 no se podrán fabricar neumáticos G en eficiencia energética, ni F o G en agarre en mojado, y a partir de noviembre de 2014 no se podrá vender ningún modelo de este tipo. La otra fecha señalada de mejoras esnoviembre de 2016, a partir de la cual no se podrán fabricar neumáticos F en eficiencia energética, y no podrán estar a la venta a partir de noviembre de 2018. Estas mejoras hacen imprescindible la innovación de los fabricantes en nuevos materiales, compuestos, estructuras y diseños, para conseguir unos óptimos resultados en las tres variables. Durante el desarrollo de un neumático, los grandes fabricantes tienen en cuenta más de 50 criterios de prestaciones. Por este motivo, existe la posibilidad de que como complemento a la información del etiquetado podamos encontrar una información extra que aporta el fabricante respecto a otros criterios como por ejemplo, la resistencia al aquaplaning, la manejabilidad sobre mojado y en seco, el frenado en seco, la estabilidad a altas velocidades, o la durabilidad.
Fuente: RACE