-->

jueves, 1 de mayo de 2014

¿Cómo evitar el "aquaplaning"?



  1. Una capa de agua envuelve el neumático que pierde la adherencia. El 'aquaplaning' es un fenómeno en el que la rueda pierde el contacto con el asfalto. Una capa de agua envuelve el neumático, que se queda sin adherencia.
  2. No gires el volante de forma brusca. Sabrás que tu coche ha hecho 'aquaplaning' porque notarás una sensación 'flotante' al volante. Perderás el control, y si giraras el volante, no conseguirías maniobrar. La primera recomendación si te ves en una situación así es, de hecho, no girar el volante. Si hace falta puedes hacer un pequeño ajuste de dirección, pero no lo gires violentamente. 
  3. Pisa el pedal del embrague. Si tu coche hace 'aquaplning' también es muy recomendable que pises el pedal del embrague. Salvo que conduzcas muy rápido, este fenómeno sólo afecta a las ruedas delantera, que barren el agua a las traseras. Cuando salgas del charco que está provocando el 'aquaplaning', las ruedas volverán a 'agarrarse' al asfalto, y lo harán con la tracción del motor. Si tu coche avanza descontrolado esto puede tener un efecto fatal. Si pisas el embrague, libras a las ruedas de la potencia del motor. Estás facilitando una vuelta más suave del 'aquaplaning' a la circulación normal.
  4. No corras. El 'aquaplaning' es más aparatoso cuanto más rápido circules. A más velocidad la rueda tarda más en evacuar el agua. 

Si está lloviendo o la carretera está mojada no corras; a mayor velocidad, mayor riesgo.
Fuente: RACC