-->

viernes, 24 de febrero de 2017

Asturias, propietarios de campings versus autocaravanistas

Asturias, propietarios de campings versus autocaravanistas

Una vez más la incompresible actitud de algunos propietarios de campings que, con la aquiescencia de algunos gobernantes, intentan promulgar decretos sin conocer a fondo la cuestión, tienen la intención de estropear la buena marcha de este tipo de turismo en Asturias. 


Decretos anacrónicos
Con esta fórmula anacrónica lo único que logran es retrasar el desarrollo del turismo de autocaravana que, guste o no, es imparable, tal como se ha demostrado en otros países y en algunas partes de España donde la acogida de autocaravanistas es muy rentable. La rentabilidad de este colectivo es un hecho constatable -o es que los franceses con más de 7.500 áreas no saben de que va la cosa.

¿A quiénes perjudican?
Están muy equivocados si piensan que con esa postura perjudican a los autocaravanistas; a quienes en realidad perjudican es a los comerciantes, cafeterías, restaurantes, supermercados, etc. Como es natural, los autocaravanistas irán a donde sean bien acogidos.

Lo peor de todo
Es que, con esa nefasta postura, los propietarios de camping crean que pueden obligar a los autocaravanistas a utilizar los campings. Sin duda, están yendo por un camino que no les conduce a ningún sitio, como ya se ha comprobado en otras ocasiones.

Las imposiciones ralentizan el progreso
Como tantas veces se ha mencionado en esta página, las imposiciones siempre han sido cortoplacistas, pero especialmente cuando son arbitrarias, como es el caso de la reforma que se quiere llevar a cabo en Asturias. Sin duda, es una artimaña y un burdo pretexto para acaparar el mercado con imposiciones dictatoriales que nada tiene que ver con la correcta regulación del autocaravanismo.

Es necesaria una legislación nacional
Mientras no haya una regulación equilibrada que contemple a fondo todos los aspectos del autocaravanismo a nivel nacionalque ésta sea única para todas las comunidades autónomas. Si no procedemos así, andaremos siempre sin rumbo fijo en lugar de enfocar la realidad de los problemas de tipificación y de legalidad en el turismo de autocaravana. Esto significa que la acción debe ser centralizada -e incluso mucho mejor si es en toda la UE. Lo correcto sería evitar que comunidades autónomas o autoridades locales produzcan ordenanzas injustas cuando les plazca.

La unión hace la fuerza
Que nadie se confunda, el problema que quieren crear con el autocaravanismo en Asturias necesita la solidaridad de todo el colectivo autocaravanista español -hechos como estos han sucedido y pueden suceder en otra región. Es por ello que todos los autocaravanistas de España y sus respectivos clubes deberían apoyar la causa asturiana.