-->

lunes, 28 de marzo de 2011

PENICHE, PORTUGAL, IMPEDIRÁ EL ESTACIONAMIENTO A LOS AUTOCARAVANISTAS

La ciudad portuguesa de Peniche (en la costa atlántica a unos 75 km al norte de Lisboa) planifica poner balizas de altura para impedir la entrada de las autocaravanas. Concretamente en el parking habilitado frente a la estación de bomberos de aquella localidad.
La desesperación de los autocaravanistas se ha puesto de manifiesto en esta bonita ciudad costera no sólo porque está privando a los autocaravanistas locales y nacionales, sino también a los extranjeros.
Según manifestó Vitor Manuel Santos Cristo, en nombre de todo el grupo autocaravanista de esa localidad, esta actuación de las autoridades de Peniche prohibrirá el acceso a todos los autocaravanistas que cada año participan en esta ciudad.
Atendiendo al hecho de que a esta ciudad todos los días llegan innumerables autocaravanas de todo el país, por no hablar del gran número de compañeros extranjeros que merecen nuestro acogimiento y respeto; pues quien conoce Peniche sabe de lo que estoy hablando, no hay ningún día del año que no permanezcan autocaravanas por las esquinas de la ciudad, afirmó el autocaravanista Santos Cristo.
Desde está página creemos que es necesario que las autoridades de Peniche -dada la afluencia de este colectivo en esa zona y considerando el importante valor económico que aporta a la ciudad deben, por imperativo legal buscar una alternativa.
Si bien los ayuntamientos tienen el derecho a regular el tráfico, también adquieren el deber y la obligación de aportar alternativas. No se trata de poner puertas al campo, sino de dar a cada uno lo que le corresponde. Y, por supuesto, el grupo autocaravanista no pide un trato de favor, los autocaravanistas aportan un importante valor turístico que produce beneficios si se crean las condiciones adecuadas para este sector, tal como se ha demostrado en algunos países de nuestro entorno.

Además, desde este sitio web que promulga el autocaravanismo Europeo, pensamos que esta denuncia no debe tener fronteras, necesita, por encima de todo, apartarse de lo que se considera políticamente correcto.

Finalmente, para no herir sensibilidades, ya que esta es una página española, debemos decir que en este mismo sitio web se crítica cualquier hecho que perjudique al autocaravanista, ya sea en España (como se ha hecho habitualmente), en Portugal en esta ocasión o en cualquier otro lugar de Europa. Ser autocaravanista Europeo es también sinónimo de ciudadano del mundo.