-->

sábado, 6 de agosto de 2011

Peso de las Autocaravanas y Permiso de Conducir


Desde la Federación Española de Asociaciones Autocaravanistas (FEAA), debemos recordar a todos los afiliados a los clubes y Asociaciones federadas la necesidad de adaptar la MMA a la normativa actual en la UE sobre los permisos de conducción. A este respecto es necesario advertir que circular con exceso de peso acarrea el riesgo de sufrir sanciones e incluso la inmovilización del vehículo. Este problema es especialmente grave en algunos países que están ejerciendo un control de pesos.

La Federation Internationale des Clubs de Motorhomes (FICM) está tratando desde hace tiempo que la Comisión dicte una Directiva para que el permiso de clase B, permita conducir una autocaravana de más de 3,5 Tm.
Hasta el momento, a pesar del apoyo de varios miembros del Parlamento Europeo y a pesar de las  cartas dirigidas a la Comisión por diferentes clubes afiliados a la FICM, por el momento, no hay ninguna razón para el optimismo.

Los constructores de autocaravanas han ido dotando de numerosas comodidades que han hecho incrementar el tamaño y el peso, de forma que una encuesta realizada en 2008 revelaba que el 80% de estos vehículos circulaban con sobrepeso.

Entretanto los constructores de vehículos enviaron, con ocasión de la elaboración  de una directiva europea destinada a reemplazar  la directiva 1991/439/CE, de 29 de julio, una enmienda al proyecto proponiendo que las autocaravanas cuya MMA fuese igual o inferior a 4,250 Tm pudiera ser conducida con el permiso de tipo B.

Desdichadamente la enmienda fue rechazada por la Comisión y la nueva directiva fue aprobada el 20 de diciembre de 2006 sin incluir la propuesta obligando a partir de entonces a aligerar el peso de los vehículos.
Sin embargo, el problema se ha mantenido y se ha agravado a partir de 2010 debido a un incremento de la potencia de los motores. Una encuesta realizada en primavera de 2010 por la revista “Camping Car Magazine” reveló que el 50% de las autocaravanas circulaban por Francia con sobrepeso exponiéndose a denuncias y a ser inmovilizadas eventualmente.

La FICM opina que las causas de estas anomalías se centran en:
El incumplimiento por parte de los constructores de las normas  en vigor en materia de masas y dimensiones de los vehículos de categoría M1, especialmente en lo relacionado a la carga útil.
Las ofertas de los concesionarios que promocionan la venta con adición gratuita de accesorios que incrementan el peso  reduciendo la carga útil ya de por sí insuficiente.
Las administraciones públicas que aprueban, sin la debida verificación, los dosieres de homologación presentados por los constructores.

También ciertos usuarios que cargan demasiado sus vehículos, aunque según la FICM, no es la causa principal sobre todo después de las campañas de información (En Francia).

Según la FICM una posible solución pasa por hacer que los constructores de autocaravanas fabriquen vehículos con una carga útil que no sea inferior a los 400 kilos y la posibilidad de conducir un vehículo de más de 3,5 Tm de MMA sin la obligación de disponer de un permiso de conducir dedicado al transporte de mercancías.

Con este objetivo la FICM ha solicitado el 1º de diciembre de 2009 al Presidente de la Comisión Europea la creación de un permiso de conducir C1 “Vehículos de Recreo”. La respuesta recibida del Director General de la Energía y de los Transportes de la Comisión remite al estudio eventual de la cuestión posterior a la entrada en vigor de la Directiva 2006/126/CE, de 20 de diciembre.

Este permiso requería las mismas pruebas conducción y manejabilidad que los vehículos de una MMA superior a 3,5 Tm e inferior a 7,5 Tm, definidas en la Directiva 2006/126, exentos de todo lo concerniente al transporte de mercancías. También la FICM estima que las condiciones físicas para la conducción, controladas en el examen médico, deberían ser las del grupo 1, puesto que son las mismas que se requieren para conducir un conjunto compuesto por un automóvil de hasta 3,5 Tm de MMA y una caravana que puede llegar a los 3,5 Tm.

Ciertos países, entre ellos Francia, permiten la conducción de autocaravanas de más de 3,5 Tm de MMA (PTAC) con el permiso de de conducir B obtenido antes de 20 de enero de 1973. Este permiso tiene validez en todo el territorio de la UE.
Fuente: FEAA.