-->

viernes, 28 de noviembre de 2014

Autocaravanismo, cómo leer un neumático

El artículo de hoy es sumamente importante para aquellos autocaravanistas que utilizan la autocaravana de forma esporádica. En este sentido, conviene tener cuidado, pues a pesar de que los neumáticos no tienen una fecha de caducidad específica, es necesario saber que ningún neumático puede ir mucho más allá de 10 años; incluso aunque no se haya usado.

En reiteradas ocasiones, los neumáticos que se compran “online” pueden tener varios años de fabricación; por ello, debemos hacer hincapié en la fecha de fabricación antes de comprar. Por ejemplo, un neumático fabricado con, aproximadamente, un año de antigüedad, desde su fabricación, estaría dentro de lo normal. Sin embargo, aunque el neumático tuviese 2 ó 3 años de antigüedad, no tendría importancia para un vehículo que recorra muchos kilómetros anualmente, pues los gastaría antes que se deteriorasen. Sencillamente, muchos autocaravanistas no utilizan su vehículo como un turismo; por ese motivo, para evitar posibles riesgos, es necesario prestarles más atención.

CÓMO LEER UN NEUMÁTICO:


185
Es el ancho de la banda de rodadura.
55
Es el perfil, la parte de goma que va desde la llanta hasta el exterior, que indica que es el 55% de su anchura
R15
 R se refiere a neumáticos radiales (son la mayoría); 15 es el radio de la llanta medido en pulgadas (ver c en la ilustración de la rueda derecha.
81
Es el índice de carga que puede soportar cada rueda (de acuerdo con la tabla es 462 kg).
H
Es el índice de velocidad (de acuerdo con la tabla es 210 km/hora).

Ejemplo: comparen con la rueda de la derecha las indicaciones de la izquierda; (185) sería el ancho; B (55) el perfil de la goma que va desde la llanta hasta el exterior; C (R15) el diámetro de la llanta medido en pulgadas.

Este sistema de descripción del neumático está establecido así desde el año 2000.

 Ínidice de velocidad y carga de los neumáticos