-->

martes, 30 de agosto de 2016

El nuevo vino azul se aleja del estilo tradicional

Gïk, el vino azul. Es un novedoso vino diseñado por un equipo de la Universidad del País Vasco; irónicamente, ellos afirman que no les gusta el vino. Y lo llaman el vino blasfemo.


Sin embargo este vino está dando la vuelta al mundo. Ya han vendido más de 70.000 botellas.

Investigación de un equipo de cinco veinteañeros españoles
Dos años de investigación y la ayuda de dos organismos de tecnología alimentaria han sido necesarios para que un equipo de seis jóvenes españoles cree y comercialice el primer vino azul de la historia. Sus características principales radican en el sabor dulce y el atractivo color azul indigo. Gïk, el vino azul, se define como suave y es apto para cualquier paladar. Y es tal como definen sus creadores, un vino que no se adapta al gusto de expertos catadores ni entendidos del sector, sino al de personas normales. Es dulce fácil de beber, con un sabor accesible para todos. 


Así, mientras todas las variedades de vino existentes se aferran a normas tradicionales sobre cuánto, dónde y con qué comidas beberlos, Gïk carece de reglas. Se bebe en el momento, lugar y situación que apetece.

Con respecto a la elaboración
Gracias a la flexibilidad que ofrece utilizar un proceso que cambia el color y el sabor, el vino azul se produce y embotella en distintas bodegas y utiliza diferentes tipos de uva, incluso mezclando tintas y blancas, por lo que carece de denominación de origen. 

Un nuevo concepto de innovación
Según manifiestan sus creadores, "Gïk no es un vino azul sino la representación de los que más nos mueve: la rebeldía creadora".

Gïk, vino azul
Es una bebida dulce, azul y con 11'5 grados de alcohol, informaron sus creadores. Hay que olvidarse de las 60 Denominaciones de Origen de vino en España, las normas de servicio y todo lo que dijo aquel sumiller en un curso de cata al que te invitaron. Olvida las tradiciones y olvida que hablamos del líquido que representa la sangre de Cristo en misa, afirman.