-->

lunes, 27 de febrero de 2012

PROTEJA SU AUTOCARAVANA EN LAS SALIDAS DE INVIERNO



Revise y, si es necesario, reemplace las gomas de aislamiento que estén en mal estado.

Si su estadía es en terrenos no firmes, como césped o similar, ponga tablas o gomas planas especiales que encontrará en los concesionarios. En caso de terrenos muy blandos se evitará más de un disgusto.

Si su autocaravana lleva remolque, no olvide cubrir el enganche para evitar los daños de la helada.

Evite el exceso de condensación en el interior de su vehículo. No deje ropa húmeda alrededor en épocas muy frías, si está en un camping utilice la secadora del sitio. Evite duchas largas, si decide ducharse en la autocaravana, en períodos invernales, si puede, utilice las instalaciones de un camping. El habitáculo de su vehículo mantendrá un ambiente mucho más agradable y, lo más importante, prolongará la vida de la autocaravana.

Esencial, cuando esté cocinando use siempre el extractor y ventile adecuadamente. Nunca utilice llama o estufas a gas como calefacción; si lo hace, está comprobado que el aire fresco se agota más rápidamente y corre un grave peligro de asfixia por falta de oxígeno.

Utilice gas propano, el butano tiende a congelarse a temperaturas bajo 0º C.

Revise regularmente sus neumáticos y, si viaja por zonas con bajas temperaturas, esquí, etc., vaya siempre provisto con cadenas –asegúrese de conocer el procedimiento, vea como colocarlas al final.

Utilice cuñas antideslizantes para afirmar bien las ruedas, cubiertas termales para el parabrisas, líquido para descongelar las ranuras de las puertas y rascador para la escarcha o hielo.