-->

viernes, 27 de junio de 2014

80º Rally FICC Beijing, China, 2014

El 80º Rally FICC Internacional se celebró en Beijing, China, desde el 30 de mayo al 9 de junio de 2014 en el "Longwan International Motorcaravanning Campsite", Yanqing County (Beijing).
A este inolvidable encuentro asistió la mayor parte del Consejo de la FICC (Fédération International de Camping, Caravaning et Autocaravaning) puesto que también se celebró la reunión de dicho Consejo, como es habitual durante estos acontecimientos 

Integrantes de la FICC que asistieron al evento
Joao Alves Pereira, Presidente, Portugal;
Norman Taylor, Consejero, Reino Unido;
Martin Gavan, Consejero y Presidente de la Comisión de Estatutos, Irlanda;
José Iglesias González, Consejero y Presidente de la Comisión de Autocaravanismo para Europa, España;
Lars Häll, Consejero, Suecia;
Yvan Lafontaine, Consejero, Canadá;
Bülent Karaboncuk, Consejero, Turquía;
Lars Dahlberg, Presidente honorario, Finlandia;
Torgeir Strommen, Tesorero, Noruega.
También participaron Irene Vai, Secretaria Nacional de la “Confederazione Italiana Campeggiatori” así como socios y juntas directivas de otros clubes europeos.

Fue una excelente oportunidad para visitar y conocer la cultura china. El equipo organizador preparó un estupendo encuentro con una gran selección de excursiones e inolvidables experiencias en los lugares más populares, incluida la Muralla China en la zona de Badaling –la mejor conservada de todas.

La misión principal de los organizadores 
La celebración de este encuentro radicó en la promoción de la cultura del camping y los vehículos recreativos, entre los cuales se encuentra un brillante futuro para el autocaravanismo; abogar por la protección del medio ambiente; fomentar el ahorro de energía; impulsar actividades de ocio naturales y libres; fomentar la amistad, el intercambio entre los usuarios de la autocaravana y la caravana en todo el mundo; asimismo, estimular el crecimiento de la industria del turismo en este sector en toda China, son algunas de las iniciativas más inmediatas.
Por otro lado, existen planes de apoyo para facilitar el desarrollo a los fabricantes de vehículos recreativos (caravanas, autocaravanas, campers, etc.), así como la unidad de la economía local para el incremento de la actividad del camping, incluyendo también las áreas de autocaravana como un nuevo motor de crecimiento económico.

Apreciación
La acogida por parte de los organizadores para todos los participantes se puede calificar de una extraordinaria amabilidad, siempre listos y con muy buena disposición para atender las peticiones de los concurrentes.
El despliegue de entretenimientos fue muy interesante y ameno aportando ese particular componente de la cultura china que, cabe decir, lo hizo aún mucho más interesante con el despliegue de los grupos con sus coloridas vestimentas y fuegos de artificio.

La comida en el restaurante del hotel, situado en el recinto del camping, fue muy variada y de buena calidad. Además, cabe destacar, que el bufet contó con las típicas comidas chinas y una variada selección de verduras, algunas de ellas estupendas y desconocidas para los occidentales. Con respecto a la cubertería, el restaurante proporcionó, aparte de los palillos para quienes deseara intentarlo, los cubiertos necesarios (cuchara, cuchillo y tenedor) durante todos los días de servicio del restaurante.
En realidad fue una experiencia única e irrepetible en la que la mayoría de los asistentes concordaron no solo en el interés de la participación, sino también porque marcará un antes y después en la internacionalización del autocaravanismo y el camping en China que, cabe afirmar, augura un brillante futuro para este país (con un potencial de mil quinientos millones de habitantes, aprox.) y, en definitiva, esta tendencia es el inicio de un intercambio cultural y comercial muy positivo para Europa y otros continentes.

Eso sí, en lo tocante a bebidas alcohólicas en China, el hábito occidental de la cervecita puede ser prohibitivo para algunos bolsillos. Sobre todo, si se consume en algún hotel o restaurante importante (equivalente 4 estrellas) en Beijing, precio por botella de cerveza puede rondar entre los 12 ó 14 euros, ni hablar del precio del vino.
Con respecto al vino en China, tienen un vino tinto de producción propia, conocido como “Dragon’s Hollow”, también “Dragon’s Wine”; o sea, “Vino del Dragón”, con uvas de la región de “Ningxia Hui” en la cordillera de “Helan Shan”; francamente, por su calidad nos produjo una sorpresa muy agradable. Pues bien, dicho caldo se está exportando con gran éxito a diversos países del mundo.

Como las historias conviene contarlas completas, la producción de este vino en China se debe gracias al empeño del un multimillonario americano, David Henderson, quien no cesó hasta encontrar un lugar con las mismas características climáticas de California. Vaya si lo encontró, la conclusión de los enólogos es que la zona puede producir incluso mejores vinos que en California. Lea más sobre los caldos de China en el siguiente enlace: http://www.asianpalate.com/ (en inglés)