-->

viernes, 7 de noviembre de 2014

Dos ciudadanos españoles sufren un accidente en Francia

El pasado lunes por la tarde, una autocaravana derrapó en una autopista francesa deteniéndose  en la cuneta. Por suerte, no se registraron heridos de gravedad.

El lunes, alrededor de las 14 horas, por una razón aún no determinada (si bien la policía admitió que pudo ser el exceso de velocidad), una autocaravana estaba fuera de la carretera, en Gouvets en la A84. El vehículo se detuvo en la cuneta. El conductor y su mujer, originarios de España (entre 73 y 69 años). La mujer no resultó herida, pero el conductor (aunque no aparentaba gravedad) fue trasladado al hospital de “Saint-Lô” para proceder a un examen médico. El accidente provocó retrasos significativos hasta la tarde en la dirección Caen Rennes.

Una reflexión para todos los autocaravanistas europeos
Desafortunadamente, cabe mencionar que hay un buen número de conductores (autocaravanistas), tanto en España como en otros países europeos que creen que una autocaravana puede ir a la misma velocidad que un coche. A pesar de que esté permitido ir 120 km/h en autopista, la prudencia aconseja una velocidad inferior para poder controlar el vehículo, en caso de emergencia (sobre todo, y sin ánimo de ofender, cuando hay condicionantes como la edad del conductor y/o autocaravanas antiguas, etc.) se puede concluir que son suficientes razones para tener en cuenta.

Yo mismo, como autocaravanista, me incluyo en ese grupo, pues quien escribe este artículo es mayor de 65 años; nos guste o no, a pesar de que un accidente puede ocurrirle a cualquiera, estaríamos engañándonos si pensáramos que tenemos los mismos reflejos que una persona joven.