-->

Las viñetas europeas, un verdadero rompecabezas para los conductores

Los autocaravanistas que viajan por Europa se enfrentan a un verdadero galimatías. Al contrario de lo que uno podría imaginar, cada país impone a los automovilistas (y, por lo tanto, a los autocaravanistas) su propio sistema de viñetas (pegatinas) de circulación. Por este motivo, antes salir, conviene hacer cierta planificación.


En primer, hay que aclarar que la viñeta es un distintivo para colocar en el parabrisas del vehículo que justifica las correspondientes tasas que se haya abonado para circular en determinadas ciudades, autopistas (como en el caso Suiza u otros países que utilizan este medio). Más aún, se están añadiendo y se añadirán más en los próximos años, debido a que muchas ciudades y regiones obligan a adquirir distintivos ecológicos y para cumplir con los planes de calidad del aire.

Carreteras, contaminación, acceso a zonas de tráfico restringido... Si recorre Europa, su parabrisas pronto estará salpicado de pegatinas de todos los colores. Esta es la nueva realidad que nos comentan algunos autocaravanistas cuando transitan por carreteras de distintos países europeos. 

Y con estos temas del medioambiente, contaminación, etc., han encontrado la excusa perfecta para complicarle la vida, aún más, a los conductores. Sin duda, es preocupante la gran cantidad de viñetas que deben mostrarse, ya sea para el uso de carreteras, para el acceso a partes de ciudades llamadas "zonas ambientales" o para tener derecho a circular en caso de contaminación máxima. 

Debido a esto, la introducción de viñetas en las autopistas en países donde aún no existen están produciendo, por así decirlo, una cacofonía absolutamente desoladora. 

Obviamente, el más mínimo descuido, nos pone al borde de la contravención. Cabe destacar que a menos que haya más información y sea multilingüe, correremos siempre el riesgo de que nos persigan por una infracción. En vista del panorama, ya que Europa interfiere en tantas otros temas, sería muy buena idea que armonizaran todo esto.

Los distintivos medioambientales plantean un problema real para quienes cruzan Europa, especialmente debido a las regulaciones locales, el tipo de viñetas y las diferentes clasificaciones. 
En definitiva, nos referimos a una especificidad del funcionamiento administrativo en Europa. Al contrario de lo que afirman sus detractores, Europa no regula todo en nuestra vida cotidiana; a pesar de todo, cada estado miembro conserva un cierto número de prerrogativas. Las zonas de tráfico restringido y pegatinas de clasificación se incluyen, lo que explica que esto se convierta en el "babel de las viñetas europeas".

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Por favor, escriba su comentario a continuación: